Tú libro de fantasía no tiene por qué ser realista

Muchísima gente me pidió un artículo sobre climatología para escritores, ¡y lo hice! Pero mientras lo escribía no paraba de pensar “por dios, cuando lean esto se les va a hacer bola” y aunque yo estoy encantada de dar consejos sobre meteorología y climatología para los autores que me lo pidan, tengo que confesar que llevarlo al extremo de buscar a alguien profesional o estudiante de la materia (como es mi caso, que tengo asignaturas dedicadas a ello en la carrera) me parece innecesario.

study
Imagen: gafas sobre una hoja de estudio de química orgánica

¿Innecesario por qué? Pues básicamente porque una novela de fantasía no tiene que se realista. La realidad es muy compleja y mientras más la estudias más te sorprende.

Veo a muchos autores marearse con estos temas sin percatarse de que NUNCA vas a tener una novela realista. Como mucho, tendrás una novela cuyos fallos de realismo sean imperceptibles para los lectores.

También, por supuesto, veo a muchos profesionales e incluso escritores marear la perdiz por twitter “¡dejad de hacer esto en vuestras novelas” y un abogado te abre un hilo sobre por qué las leyes de tu historia están mal formuladas, un filólogo te habla de cómo hacer que los idiomas que mencionas tengan sentido, un geólogo sobre lo mal que posicionas los estratos y los tipos de rocas que contienen y un geógrafo sobre la surrealista distribución de las poblaciones de tu novela.

Imagen: formación geológica de colores marrones, anaranjados y cremas.

Os lo voy a decir muy en serio, saber de todo es un horror. Estudio ciencias ambientales y para ello tengo que estudiar un poco de cada ciencia (física, química, geología, biología general, zoología, botánica, economía, derecho, políticas, edafología, climatología, etc…) ¡Es un lío! Y tú eres escritor, si bien puedes evitar cometer errores garrafales con la climatología como posicionar un bosque tropical muy cerca de uno templado o puedes tener detalles bonitos como hablar de las borrascas y anticiclones que provocan los climas de tu novela, ¡no tienes por qué saberlo!

Cada vez que un profesional hace un hilo sobre lo mal que lo hacéis con su campo en vuestras novelas os veo apuntar en libretas y compartirlo como locos para no cometer esos errores. Errores que ni os habíais planteado que existiesen. ¿Te gusta desarrollar los mapas de tus historias y por eso investigas sobre climatología? Perfecto. Un detalle precioso, nos va a encantar leerlo. ¿Jamás has pensado en cómo se desarrollan las rocas plutónicas y no quieres cometer el TERRIBLE ERROR de posicionarlas donde no toca? Por favor, céntrate y escribe. Olvídate de cualquier experto que pueda salir dentro de dos años diciendo “en esta novela de fulanito la geología no tendría sentido”.

¡Dejad de marearos tanto con el worldbuilding para que vuestra novela sea extremadamente realista cuando lo que estás haciendo es retrasarte en la escritura! Nunca vas a ser profesional de todas las materias de este planeta y tu novela va a estar plagada de materias en las que flaqueas. Es más, si comparas el worldbuilding de mis amigos con el mío os daréis cuenta fácilmente de quién es el filólogo, quién es el farmacéutico y quién es la ambientóloga.

Resultado de imagen de consulte a su farmaceutico
En fantasía si consultas al farmacéutico, mejor, pero tampoco pasa nada porque la líes en algo (Imagen: lea las instrucciones de este medicamento y consulte a su farmacéutico).

¿Que los estratos geológicos de Chupilandia están mal escritos? Seguro que hay otras cosas que harán brillar la historia, quizás eres un maestro en el desarrollo de culturas. No existe la novela perfecta, bienvenidos al mundo real que muchos parecen haber abandonado.

Yo os daré más artículos sobre climatología y otros temas que estudio en mi carrera sin ningún problema, pero no los cojáis por coger, no os hagáis apuntes sólo para rellenar vuestra libreta de interminable worldbuilding. Leedlo si os interesa el tema y queréis desarrollarlo (o porque soy yo y me queréis dar feedback, que también es válido).

Por favor, escribe y déjate de perfeccionismos técnicos.

¡Nos vemos dentro de dos semanas! No olvides compartir y comentar para apoyarme con más artículos como este.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s